Resumen

La sífilis es producida por Treponema pallidum, una espiroqueta gramnegativa. En el siglo pasado disminuyó notablemente su frecuencia debido a que la espiroqueta gramnegativa es sensible a la mayor parte de los antibióticos; sin embargo, desde la década de 1980 la sífilis ha aumentado en enfermos con SIDA. La neurosífilis se manifiesta en el periodo terciario de la sífilis y es padecida por 10% de los enfermos no tratados. En esa etapa encontrar los microorganismos en el tejido es difícil o imposible, y las pruebas serológicas no treponémicas, como la prueba de laboratorio de investigación de enfermedades venéreas (VDRL), son negativas. Se exponen tres casos de goma sifilítico ocurridos en hombres de 62, 52 y 43 años; el primer caso de goma en material de autopsia, y el segundo y tercer casos en biopsias cerebrales. En ningún caso las etapas primaria y secundaria fueron clínicamente importantes. El cuadro clínico duró entre dos meses y un año, con crisis convulsivas, datos de focalización e hipertensión endocraneana. Todos los diagnósticos de estudios de imagen fueron de neoplasia. Las lesiones se localizaron en los lóbulos parietal izquierdo, temporal derecho y frontal izquierdo. El enfermo del caso 1 murió por edema cerebral masivo posbiopsia. En términos macroscópicos, en el primer caso se observó una lesión con necrosis central, de color verde-grisáceo, con aspecto de mastique, con un halo rojo periférico y con un edema perilesional importante. En los tres casos se encontraron necrosis eosinófilas, con gran cantidad de macrófagos, células plasmáticas y linfocitos en manguillos perivasculares, células microgliales activadas en fase de bastón y gliosis. En el caso 1 se efectuaron tinciones de Levaditi, y en los otros dos casos, tinciones de Warthin-Starry, que mostraron escasas espiroquetas. La neurosífilis tiene diversas formas de presentación: la meningovascular, goma, tabes dorsal, parética y asintomática; se diagnostica poco –debido a su poca frecuencia– y puede comprobarse con pruebas treponémicas específicas, que en algunos casos permanecen histológicamente positivas, incluso, después del tratamiento. Debe recordarse que el paciente con esta enfermedad se beneficia del tratamiento médico y quirúrgico.

Palabras clave: Goma sífilis meningovascular luético neurosífilis.

2011-12-13   |   2,839 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 49 Núm.3. Julio-Septiembre 2011 Pags. 172-177 Patología 2011; 49(3)